jueves, 23 de diciembre de 2010

EL FANTASMA DE LAS NAVIDADES PRESENTES


Déjenme mostrarles, amigos míos,  lo que van a ser las fiestas navideñas este año, dejen que les enseñe la cara más abominable de estas fechas antes de que empiecen a invadir en tropel sucursales de Mercadona para comprar desesperadamente marisco fresco en oferta. Cuando estén sentados en la mesa sorbiendo cabezas de gamba, con las mejillas coloradas, el cinturón desabrochado y la abuela al borde de la hipoglucemia, no olviden brindar por los refugiados en los campamentos de El Aaiún, dado que también en estos días de justicia y misericordia sus derechos se verán igualmente vulnerados por los represores del régimen marroquí. Alcen bien sus copas y háganlas sonar, recordando a los activistas que pasarán la Nochebuena en prisión con el rostro hecho un mapa por defender la dignidad del Sahara occidental, de la misma manera que en el estado español se disponen a celebrar la Nochebuena centenares de presos políticos, personas que permanecen secuestradas solamente por su ideología o vinculaciones políticas.

Nada de esto cambiará estos días por más villancicos que canten, ni el indigente que pernocta a las puertas del Corte Inglés dejará de pasar frío, ni la Franja de Gaza dejará de ser una enorme prisión de la que ni se entra ni se sale, ni la epidemia de cólera se detendrá para dar tregua al pueblo de Haití. Usted, cabeza de familia intachable, trabajador, esposo y padre de tres hijos, acuérdese por unos instantes de los miles de desempleados que como es su caso, han de mantener a los suyos estas navidades tanto como el resto del año, pero que a partir de febrero de 2011 se verán obligados a hacerlo sin su mísera aunque fundamental prestación de 420 euros al mes, acuérdese y quédese con ello, pues su dicha es la adversidad de muchos otros que estas noches cenarán en contenedores de basura lo que a ustedes no les quepa en el estómago. Pero no borren de su cara esas magníficas sonrisas, ya que el especial del Hormiguero estará sonando a todo volumen en el televisor para que la cena se haga lo más llevadera posible.

Les ruego no me interpreten mal, no he venido a vapulearles con sermones de corte solidario ni a recordarles lo miserables que son, disfruten de su cena, sigan engrosando las cajas registradoras de las más monstruosas multinacionales y hagan como que yo no existo, si es que son capaces, claro. Sepan que yo solamente cumplo con mi obligación, hacerles a ustedes conocedores del verdadero espíritu de la navidad, que desde que Dickens me dio vida he visto muchísimas cosas, he visitado a demasiada gente después de que el viejo Scrooge la diñara de viejo, podrido de dinero, siendo el mismo anciano avaro que era cuando lo encontré. Ahora me dedico a aparecerme en comedores de familias de bien
para que caigan en la cuenta de que todo sigue igual, salvo la hipocresía burguesa que en navidad se dibuja una cínica sonrisa y olvida que el mundo agoniza a su alrededor.

 ¡Feliz Navidad!

- Kevin Laden -

3 comentarios:

  1. A mí lo que más me gusta es cuando salen futolistas, cantantes y gente de ese estilo diciendo que compres el bolígrafo solidario o el juguete solidario o lo que sea.
    Luego en la televisión: ¡oh, qué solidarios qué son, que prestan su imagen!
    Pues eso es lo único que hacen, prestar su imagen, porque dar, lo que se dice dar, no dan ni un puto duro.

    ResponderEliminar

COMENTARIOS, SUGERENCIAS Y AMENAZAS DE MUERTE

Image Hosted by ImageShack.us
Image Hosted by ImageShack.us
Image Hosted by ImageShack.us
Creative Commons License
Dios es terrorista by Dios es terrorista is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.